Volver
Precios de leche ya alcanzaron su punto máximo
  • Mercados

  • Precios de leche ya alcanzaron su punto máximo



  • La respuesta de Rabobank a "¿Ya llegamos?", refiriéndose a los precios máximos de la leche en polvo, es sí. Parece que los precios mundiales de la leche en polvo alcanzaron su punto máximo durante el primer semestre de 2022. Si bien la producción de leche se encuentra en medio de una desaceleración significativa, que durará al menos cuatro trimestres consecutivos (del tercer trimestre de 2021 al segundo trimestre de 2022), el debilitamiento de las expectativas de demanda está creando el escenario para algunos de caídas moderadas de los precios de los productos lácteos durante la segunda mitad de 2022, señala el informe lácteo global de Rabobank correspondiente al segundo trimestre de 2022.
    El exceso de oferta china está impulsando a la baja las importaciones de productos lácteos. El fuerte crecimiento de la oferta nacional de leche en el primer trimestre de 2022 del 8% interanual y las altas existencias remanentes de las fuertes importaciones del año pasado chocan con una demanda más débil debido a los bloqueos relacionados con Covid. Esto está creando la condición perfecta para la reducción de las importaciones de productos lácteos chinos (aunque solo un 4 % en términos de LME de enero a abril de 2022).
    El informe señala que se espera que la producción de leche se recupere modestamente en los próximos trimestres. Los costos de alimentación récord y los problemas relacionados con el clima han afectado directamente los márgenes de los productores lecheros en las regiones productoras de lácteos Big-7 desde hace algún tiempo. Los rebaños globales se han contraído o enfrentan barreras para crecer, lo que dificulta que la producción de leche se recupere después de la caída actual. Si el debilitamiento de los precios de las materias primas se traduce en precios más bajos en la explotación agrícola en los próximos trimestres, eso podría resultar en una recuperación menos impresionante.
    Rabobank sostiene que se espera que las presiones inflacionarias desencadenen una menor demanda en los países ricos y pobres, ya que los consumidores se ven afectados por una ola de inflación global que no se ha visto desde la década de 1970. Si bien los consumidores de los países desarrollados suelen ser más resistentes a los precios más altos, esta vez, el impacto en los precios de la energía y los combustibles es grave y está provocando un cambio en el comportamiento de los consumidores. La desaparición interna de productos lácteos de EE. UU. en marzo disminuyó un 1,3 % interanual sobre la base de sólidos totales. Algunos países, como el Reino Unido, ya están implementando medidas para proteger a las familias de bajos ingresos con pagos únicos y descuentos en las facturas de energía debido a la disminución del poder adquisitivo.
    Fuente: rabobank.com

    Seguir leyendo
  • 2022-06-14

  • www.cuenca.com.uy